Logo Dkristal
Copa Lip

Historia de la cerveza

Los egipcios y el líquido de oro

La cerveza es la receta más antigua registrada en el mundo. Los antiguos egipcios documentaron por primera vez el proceso de elaboración de la cerveza en rollos de papiro alrededor de 5,000 a. C. Estas primeras cervezas fueron elaboradas con cosas como dátiles, granadas y otras hierbas autóctonas. Los egipcios usaban cerveza para ceremonias religiosas, con el faraón dirigiendo el horario de elaboración. Se poría llamar a los faraones los primeros «maestros cerveceros» . Aunque antes de los egipcios, se cree que las culturas primitivas de Mesopotamia fueron los primeros cerveceros, aunque no se molestaron en escribir nada sobre ello… todo lo que dejaron fueron restos de cebada malteada y cuencos con residuos de cerveza. Este residuo era probablemente el remanente de una papilla de grano que había fermentado naturalmente con levadura salvaje, lo que le daba un efecto «tóxico» al consumidor, que, por lo tanto, repitió el proceso.

Sin embargo, comenzó, la cerveza se apoderó rápidamente como una de las formas favoritas (y más seguras) de beber de la civilización. Históricamente hablando, el agua no siempre era potable de manera confiable para la mayoría de las culturas, y las bebidas alcohólicas como la cerveza (también desinfectadas por la aplicación de calor) habrían sido más seguras. Por supuesto, la apariencia de la cerveza estaba cambiando a medida que evolucionaban los métodos de elaboración. Los babilonios bebieron su cerveza con una pajita: era más espesa, llena de grano. Pero en el siglo XVI, la ley de pureza de la cerveza «Reinheitsgebot» de Alemania había eliminado esencialmente todo menos agua, lúpulo y cebada de los ingredientes de elaboración aceptables (la levadura, un ligero descuido, se añadió a la lista unos siglos más tarde).

A lo largo de los siglos

A lo largo de los siglos, la popularidad de la cerveza ha aumentado, disminuido y aumentado nuevamente. En Estados Unidos, la Ley seca introdujo nuestros paladares a la cerveza aguada, un perfil de sabor más ligero que perdura hasta nuestros días, especialmente entre las cervezas comercializadas en masa. Pero la cerveza artesanal ha logrado ahora mismo ganar popularidad en el mercado produciendo una diversidad de estilos históricamente sin precedentes. Los cerveceros artesanales incluso están reviviendo recetas antiguas: en 1990, Fritz Maytag de Anchor Steam preparó una cerveza utilizando la receta del poema Ninkasi.

Cómo tirar la mejor caña

Enfriar el vaso para a continuación inclinarlo 45 grados para que la cerveza caiga directamente desde el barril en el mejor ángulo.

Has de tener en cuenta la espuma ya que no puede formarse demasiada, ni tampoco demasiado poca. Aparte separa el vaso del grifo; tiene que haber unos pocos centímetros para que el líquido caiga a una determinada altura, y forme la espuma al estrellarse contra el fondo.

Una vez que se ha llenado deberás de enderezar el vaso y para ello será mejor si comienzas enderezándolo a medida que lo vas llenando por completo. El vaso tiene que estar completamente enderezado cuando esté lleno.

Después llega el momento más importante: el de la espuma que ha de ocupar entre un quinto y una décima parte de la bebida. Finalmente, queda lo que se conoce como el toque, que consiste en posar la cerveza dando un ligero golpe, para que suban las burbujas desde el fondo. Así se consigue una mayor frescura y que se pueda beber mejor.



Utilizamos cookies. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar