Logo Dkristal

¿Cómo nació el cubalibre?

En Dkristal solemos sentir curiosidad por el origen de las bebidas… no en vano, nuestra razón de ser es su existencia.  Por cierto, ¿te has preguntado alguna vez por qué el cubalibre se llama así? Presta atención, porque hemos averiguado algunos detalles bastante llamativos.

¿Cómo nació el cubalibre?

Lo cierto es que no hay unanimidad entre las diversas versiones existentes. Una de ellas asegura que un mensajero de la armada norteamericana, de nombre Fausto Rodríguez, entró a un bar en La Habana y pidió un ron con Coca-Cola. Él mismo mezcló ambas bebidas y brindó con la mezcla por la libertad de la isla caribeña.

Sin embargo, otra leyenda se remonta hasta la guerra de la independencia entre España y sus colonias de ultramar. Al grito de “¡Cuba libre!” las tropas cubanas se animaron a la celebración de las victorias bélicas contra los españoles con este cóctel, por alguien llamado Capitán Russel. Después de muchas rondas consiguieron que la bebida quedara bautizada con el nombre del propio brindis.

Pero encontramos una tercera versión: en 1940 llegaron una ingente cantidad de tropas norteamericanas a las islas del Caribe controladas por los ingleses. La firma Coca-Cola acabó por instalar varias plantas embotelladoras de su producto cerca de las tropas. De esa forma podía abastecer a sus compatriotas fácilmente.

Con este surtidor y como los soldados tenían la costumbre de mezclar el icónico refresco con el ron cubano, Lord Invader cantante y compositor isleño, compuso una melodía con ritmo de calipso que acabó por popularizar la mezcla. Rum and Coca-Cola… ¿la recuerdas? Quizá ya la estés tarareando.

El Cubalibre, ¿en vaso o en copa?

Para este mítico y delicioso cóctel no se necesita coctelera ni vaso mezclador. Puedes servirlo directamente pero, en vaso. Al tratarse de un long drink (trago largo) con volumen entre los 20 cl y 30 cl, lo ideal es que utilices un vaso de boca ancha como nuestro modelo Capri.

El tumbler (old fashioned glass y el Highball glass), que así se denomina el más adecuado para servir combinados de ron, vodka o whisky es el más aconsejable. Pero nunca en copa.

Otra opción podría ser el vaso delmónico, más corto. Nuesto vaso de Sidra, Sella, también es buena alternativa para esta bebida.

Y como a estas alturas seguro que te apetece prepararte un buen “cubata” – apelativo cariñoso para esta famosa mezcla – solo necesitas un buen vaso Dkristal de cualquiera de las modalidades de las que te hemos hablado, y ¡chin chin!



Utilizamos cookies. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar