Logo Dkristal

Claves para maridar queso y cerveza

Cerveza y queso, una mezcla deliciosa

En este artículo abordaremos el enorme mundo de sensaciones que ofrece el maridaje de la cerveza con el queso. Como contrariamente mucha gente piensa, el queso si marida perfectamente con la cerveza gracias a sus puntos en común como las levaduras, los matices terrosos, los aromas tostados, las notas florales o afrutadas, etc.

A lo largo del tiempo hemos creado multitud de complejas variedades con sus propios aromas y sabores;  combinaciones de cervezas amargas, dulces o tostadas, redondeado los matices de quesos fuertes, salados, mantecosos o dulces, etc. y que si uno sabe discernirlos sabrá como combinarlos de la mejor manera para enaltecer las características de cada uno.

El queso consigue resaltar las virtudes de la cerveza, en vez de ocultar sus imperfecciones o defectos, como ocurre con el vino (de ahí el antiguo dicho de que no te la den con queso” y de lo que ya hablamos en otro artículo).

Una de las claves principales a la hora de maridar una cerveza con queso es el maridar quesos altos en grasa con cervezas de alta graduación. Lo mismo para quesos complejos: cervezas complejas.

Un queso bajo en grasa y sabor suave, apenas nos sabrá a algo si lo maridamos con una cerveza compleja o de alta graduación, pero un queso alto en grasa o fuertecamuflará el sabor de una cerveza suave y ligera.

Lo importante al maridar cerveza y queso es la búsqueda de una sensación complementaria. Un queso Brie -de base muy cremosa- marida perfectamente con una cerveza ligera con bastante carbónico porque las burbujas limpian el sabor mantecado del queso cremoso, preparando tu paladar -y limpiándolo- para el siguiente pedazo. Algo comparable al ingerir jengibre cuando comes sushi.

Lo importante es lograr que los sabores armonicen y no se solapen unos a otros.

Cerveza Pilsner

Las cervezas Pilsner maridan bien con quesos cremosos como el Brie de Meaux y quesos suaves como Goudas y Cheddars poco envejecidos.

Maridaje de cervezas ale y queso

Las cervezas Ale -de fermentación alta- donde la levadura fermenta en ambientes templados y que no necesita ser enfriada, maridan muy bien con cualquier queso muy sabroso o fuerte.

Cervezas de trigo

Las cervezas de trigo se elaboran añadiendo de trigo a la mezcla de cebada (40 a 70% del total). Las Witbier o Biere Blanche, tienen notas ácidas debido a su fermentación láctica, y tinen más cuerpo debido al uso de trigo sin maltear. Por lo general maridan bien con quesos semicurados de vaca u oveja, o Goudas jóvenes, porque van en consonancia con su suavidad.

Cervezas estilo Stout

Las cervezas de estilo Stout son conocidas por su amargura y sus sabores tostados. También Predominan sabores a chocolate, caramelo, pero son más densas y cremosas que las Porter -con un rango mayor de contenido alcohólico-.

Las Stouts más secas como la Guiness Extra Stout, maridan bien con quesos curados como el queso manchego o el Gouda.

Las de notas más dulces como una Samuel Adams Cream Stout, maridan fenomenal con un queso azul bien cremoso como el Rochefort con el que armonizar con su densidad y contrastar con sabor.



Utilizamos cookies. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar