Logo Dkristal
Copas Savoy, Excelsior, Astoria

La caña perfecta con Dkristal

Nuestros vasos de cristal están perfectamente preparados para la cerveza; por ello queremos aprovechar aquí para explicarte los pasos que tienes que seguir para servir una caña perfecta y puedas disfrutar adecuadamente de esta bebida.

Cómo tirar la mejor caña

Lo primero de todo es que cojas el vaso y lo enfríes con agua. Así, no influirá en la temperatura de la bebida y podrá conservar adecuadamente su calidad. A continuación tienes que inclinarlo 45 grados para que la cerveza caiga directamente desde el barril en el mejor ángulo.

Lo que tienes que tener en cuenta es la espuma ya que no puede formarse demasiada, ni tampoco demasiado poca, sino el punto justo. La distancia es otro punto clave, ¿cómo se separa el vaso del grifo? En primer lugar, no pueden tocarse; tiene que haber unos pocos centímetros para que el líquido caiga a una determinada altura, y forme la espuma al estrellarse contra el fondo.

Una vez que se ha llenado deberás de enderezar el vaso. Y el resultado será mejor si comienzas enderezándolo a medida que lo vas llenando por completo. Es un giro que al principio puede costar, pero que termina saliendo de manera inconsciente. Pasa igual si lo llenas desde una botella que desde un grifo.

El vaso tiene que estar completamente enderezado cuando esté lleno. Tras el llenado, llega el momento más importante, el de la espuma o la crema de la cerveza. Ésta tiene que ocupar entre un quinto y una décima parte de la bebida. Y calcularlo es lo más complicado. Si lo haces desde un grifo, tienes que girarlo en la dirección contraria. En caso que sea desde una botella, echa menos líquido y sepáralo todavía más del vaso para que el líquido se estrelle.

Finalmente, queda lo que se conoce como el toque, que consiste en posar la cerveza dando un ligero golpe, para que suban las burbujas desde el fondo. Así se consigue una mayor frescura y que se pueda beber mejor.

Elegir el mejor vaso de cerveza

Ahora bien, también el recipiente va a influir de manera muy significativa en el resultado final del proceso. ¿Qué es lo que puedes necesitar? Para empezar, que se encuentre limpio y en perfecto estado.

Puede haber diferentes tipos de vasos que se utilizan, en función de la clase de cerveza. Las más espesas, por ejemplo, suelen servirse en vasos algo más gruesos. Sin embargo, la idea general es la de trabajar con una cristalería más fina, como la que tenemos en Dkristal, porque así la cerveza emana de manera más significativa,  sus propiedades organolépticas.



Utilizamos cookies. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar